El mejor ambiente para hacer Pilates

17 Dec
Califica este tema
(4 votos)

La sala de pilates debe reunir una serie de características para que la/s persona/s se sientan cómodas y puedan obtener todos los beneficios de los ejercicios de las sesiones. Debe cumplir una serie de detalles visuales ( y no visuales ) que faciliten la conexión cuerpo-mente.

Orden: es muy importante el impacto visual que produce la sala al entrar en ella. Todo el material debe estar colocado en su sitio con todos los aparatos listos para usarse, siempre los mismos muelles, correas y barras a la misma medida ... etc. Siempre todo a mano para poder usarlo en cualquier momento sin perder tiempo buscándolo en cualquier rincón.

Luz : lo ideal es tener luz natural, no molesta y es más agradable que la artificial pero si no es posible lo mejor es que esta sea indirecta para no alterar y no deslumbrar con focos, vigilando que tampoco sea demasiado ténue porque sino induce al sueño.

Temperatura : la temperatura ideal son unos 20º- 22ºC. En la sala no debe hacer calor porque el ejercicio se hace más pesado ni tampoco frío pues se tensan los músculos y resulta incómodo al estirarse o en momentos de pausa.

Música : para una buena conexión cuerpo-mente hace falta concentración y mantener los cinco sentidos en las instrucciones del monitor. Con música es fácil distraerse y no estar centrado en el ejercicio que se realiza ,por tanto, lo ideal es no poner nada, pero en caso de ponerla ésta no debe tener ritmo y ser ambiental o relajante ( sonidos del mar, naturaleza ... etc).

Espejo : lo ideal es que la persona esté concentrada en su cuerpo y no se distraiga mirándose pues la idea es que tenga su propio esquema corporal en la mente. Además alguien que está constantemente mirándose y girando la cabeza puede cargar el cuello y lesionarse. Aunque al principio de recibir clase o más adelante en posiciones complejas se puede poner un espejo para auto-corregirse uno así mismo sin convertirlo en una costumbre y con ello dejar de prestar atención a las correcciones del monitor.

Olor : lo mejor es ventilar la sala entre cada clase y mantener renovado el aire. En caso de utilizar alguna esencia de modo permanente no debe ser muy fuerte porque respirar un aroma penetrante resulta incómodo a la hora de hacer ejercicio. El aire puro va a oxigenar mejor los pulmones y va a permitir trabajar sin tanta fatiga. Si en pilates respirar es importante, el aire que entra en los pulmones y limpia el cuerpo no lo es menos.

Limpieza : la sala y los aparatos/ colchonetas deben estar siempre limpios y sin restos del anterior cliente ( sudor, caspa ...) por lo que siempre tendremos cerca unos paños y spray para limpiar los aparatos después de cada clase nosotros mismos o que el propio cliente aprenda a dejar todo como lo encontró. En el resto de la sala no debe de haber polvo por higiene, alergias...